Unas mangas para mi vestido

26 de febrero de 2014

Hoy estoy contentísima y super emocionada. Os cuento el motivo. Cuando empecé con esto de aprender a coser, lo primero que hice fue una falda recta para mí. No es que me haya quedado perfecta, tiene sus cosillas, pero se puede usar. Al terminar la falda quise hacer una blusa para poner con esa falda. Como no sabía cómo la quería (manga larga o corta, floja o no, etc) pues compré bastante tela. Resultó que con la tela que había comprado podía hacerme un vestidito de manga caída así que me aventuré con el vestido. Y resultó un poco desastroso.
El corte del vestido es sencillo, se trata de un patrón base de cuerpo, con manga caída, y con las líneas de la falda tiradas directamente hacia abajo desde de la cintura, tipo evasé. Me fié y lo hice sin patrón de vestido, sólo hice el patrón de cuerpo con mis medidas, y para colmo el patrón no estaba bien. Pero bueno, el vestido me lo puedo poner, el problema es que con él puesto .... redoble de tambores .... no puedo levantar los brazos. Sí, sí, es cierto, no puedo levantar los brazos. El vestido no tiene manga propiamente dicha, alargué la sisa para hacer una manga caída. No sé si me explico bien, alargué la línea del hombro para que cayera sobre el brazo un poco, pero no quedó bien. Todo esto no lo hice yo sola, eh, que soy lanzada pero no tanto, fui siguiendo las indicaciones de alguien que supuestamente sabía mucho de costura y de patrones. Pero bueno, esa es otra historia.

Me da mucha rabia tener el vestido así, sin poder usarlo, por ser el primero que hago y por el tiempo que invertí en él. Está claro que cuando estás aprendiendo las cosas no salen bien a la primera o directamente no salen, pero me hacía ilusión mi primer vestido. El vestido lleva una cremallera invisible en el lateral, cremallera que coloqué 3 o 4 veces hasta que quedó bien. Antes de la cremallera tuve que coser el forro dos veces porque la primera dejé la abertura para la cremallera en el lado contrario. Con las pinzas también tuve mis cosillas. En fin, que con ese vestido hice y deshice bastante.

El caso es que le enseñé el vestido a mi profe nueva de costura a ver si tenía arreglo y me dijo que sí, que podíamos intentar levantar todas las costuras de escote y manga para separar el forro del vestido, cortar una sisa en condiciones y ponerle una manga corta (porque aun tengo algo de tela) o dejarlo directamente de sisa. De esto hace dos meses y aun no desmonté el vestido porque le cogí un poco de manía y tengo que dejarlo reposar hasta que se me pase para afrontar la reforma con ilusión. Estuve buscando patrones de mangas en libros y revistas y tenía una que más o menos me gustaba cuando ayer, al leer el blog de Sara Rodríguez, "De costuras y otras cosas" vi su publicación "pequeña manga cruzada" y ahí estaba la maga ideal. ¡Esa es la manga que quiero para mi vestido! No veo el momento de que llegue el viernes para enseñársela a Sonia, mi profe de costura, a ver si se puede poner a mi vestido y si quedaría bien con la tela que tengo. Estuve leyendo la explicación y no me pareció complicada, me veo capaz de hacerla.

¡¡¡ Qué ilusión, madre mía, al final voy a arreglar mi vestido !!!


http://decosturasyotrascosas.blogspot.com.es/2014/02/pequena-manga-cruzada.html





¿Compartes?



Muchas gracias por dedicarme un ratito de tu valioso tiempo, me encanta que me visites y, ya sabes, si te apetece puedes dejarme un comentario y sabré que has pasado por aquí.

Espero que te haya gustado y vuelvas pronto.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada