Regalo de Martín

4 de febrero de 2014

Hoy os quiero enseñar el regalo de Martín. Como ya sabéis, me regalaron la máquina de coser en octubre y desde el primer momento tuve claro que había que sacarle el mayor partido posible. Por esas fechas, una amiga mía estaba bastante embarazada así que me lancé a hacer cosas para el bebé.
Empecé haciendo un jubón con una capota a juego. El punto es mi zona de seguridad, empecé por ahí por si al final no conseguía coser nada decente, para no quedarme sin regalo "handmade".
Tenéis que perdonar por la calidad de las imágenes, pero las fotos no fueron hechas pensando en ser publicadas. Espero que las fotos de mis nuevos trabajos sean mejores y me propongo ir mejorando ese aspecto.
Aquí tenéis el jubón. Es un modelo sencillo, en azul con algunos detalles en blanco. Los hago sencillos porque a mí me gustan sencillos, no me gustan con demasiados lazos, puntillas o lanas de tipo angora, que luego los bebés se meten todo en la boca y quedan los lazos babados y los niños llenos de pelusas.
Con hilos, lanas y botones: jubón primera puesta
Mientras me dedicaba a hacer este jubón pensé que también podía hacer otro en gris, pero que en lugar de ser jubón sólo tuviera el cuerpo de punto y la parte de abajo de tela.
Pelele (conhiloslanasybotones.blogspot.com.es)
No me gusta especialmente cómo me quedó, pero es que yo soy así, le pongo pegas a todo y veo faltas en todo lo que hago. El calado del punto del cuerpo se torcía hacia un lado, lo cual me complicó un poco coser la parte de abajo. Si a esto unimos que es el primer pelele que hago..., bueno, que es lo primero que coso, ya os podéis imaginar los números que hice para casar el cuerpo, la cinturilla, la parte de abajo, ...
El motivo del calado del cuerpo tejido del pelele se consigue haciendo sueltas al tejer. Creo que para que no se tuerza debería hacer las sueltas en el otro sentido, en lugar de pasar la hebra de abajo arriba hacerlo de arriba hacia abajo. Ya os contaré qué tal queda si lo vuelvo a probar.
Para próximos peleles de este tipo ya sé que tengo que dejar la parte de punto un poco más cortita que queda mucho mejor.
Lo importante es que está hecho con cariño y que puse todo mi empeño en que quedara bien rematadito por dentro para que ninguna costura rozara al bebé. Además, ¡está forrado!. Esto es algo muy importante para mí, la ropa de los bebés me gusta forrada, bueno, la mía también, pero para los niños me parece más importante aun que vaya todo forradito.
Y ya metidos en harina ¿por qué no hacer un faldón? Pues allá me lancé y también le hice un faldón. Blanco, sencillo, de piqué, sin demasiada puntilla ni parafernalia y con un lazo de quita y pon para que la mamá decidiera cómo prefería llevarlo porque, seamos realistas, a todas nos encanta que nuestros bebés vayan divinos, pero luego a la hora de la verdad tienes que cambiarle el pañal en cualquier sitio y se te meten los lazos por todas partes, se enrosca la ropa, se retuerce el bebé... cuanto más sencilla sea la prenda, mejor.
Pues bien, encontré una explicación paso a paso de cómo hacer un faldón en el blog Con dos patucos. Me pareció que estaba muy bien explicado y que hasta una novatilla como yo podría seguir los pasos. Aquí está el resultado:
Faldón de piqué (conhiloslanasybotones.blogspot.com.es)
Faldón de piqué (conhiloslanasybotones.blogspot.com.es)
El faldón no está exactamente como en la explicación, yo le hice algunos cambios, le puse un velcro para cerrarlo y que se ajuste sin problemas a la cintura del bebé y lo forré completamente.
Bueno, y esto es todo por hoy. Espero que os haya gustado y que pueda enseñaros más cositas pronto.





¿Compartes?



Muchas gracias por dedicarme un ratito de tu valioso tiempo, me encanta que me visites y, ya sabes, si te apetece puedes dejarme un comentario y sabré que has pasado por aquí.

Espero que te haya gustado y vuelvas pronto.

2 comentarios :

  1. Preciosos, como todas las cosas que haces!!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Loli. Me ha hecho mucha ilusión tu comentario, por venir de ti, por ser el primero y porque siempre tienes un comentario amable para mi.

    ResponderEliminar