Chal Picard

30 de abril de 2021

Con hilos, lanas y botones: Chal Picard (patrón de Las manos de alea, @lasmanosdealea)
Casi casi sobre la bocina, pero aquí está, hoy hay nueva entrada en el blog. ¿Será el inicio de una nueva racha?
Tres publicaciones en el mes de abril, casi no me lo creo. Tres publicaciones y las tres de chales. Ya veréis cuando coja carrerilla y empiece con las publicaciones de calcetines. Ahora mismo no sabría decir cuántos pares tengo pendientes de enseñar, os vais a aburrir de ver mis pies, jajajajaja.
Pero vamos a lo que vamos, que hoy toca chal, más concretamente hoy toca Chal Picard de Las manos de Alea.
Después del frustrado chal Eartha y el chal Seeds and Spikes, el chal Picard viene a cerrar el círculo.
Mi aventura con estos chales, como ya sabéis, empezó con el chal Eartha, un patrón de la revista BELLOTA 4, último número de la saga BELLOTA, y 4 ovillos de Schachenmayr Regia Premium Merino Yak. A pesar de todo el cariño y empeño que puse en ese chal las cosas se torcieron un poquito y no resultó como esperaba. Pero ya sabéis que bien está lo que bien acaba y esta aventura acaba precisamente con el chal Picard, un patrón de la revista YEDRAKNITS 1, primer número de la saga YEDRAKNITS, hermana mayor de BELLOTA, y tejido con lo que quedaba de esos ovillos después de deshacer el chal Eartha y tejer el chal Seeds and Spikes.
No está nada mal, ¿eh? A veces pasan estas cosas, un proyecto se frustra, pero de ahí salen otras cosas maravillosas.
Tejer este chal ha sido una gozada. Es un proyecto muy ameno, de esos que sin ser muy complejo te mantiene atenta con detalles para no caer en la monotonía y el aburrimiento de tejer en modo automático.
Va empezado en el centro del borde largo con un montaje de lengüeta de punto bobo para chales. A partir de ahí se teje en punto bobo y se van haciendo aumentos con caladitos. Tras esa sección en punto bobo viene una sección calada preciosa. Es una puntilla simple, sin pretensiones, le da un toque delicado al chal sin que quede recargado o ñoño. Termina con un cierre de picots alargados que hacen un efecto como de mini flecos. 
Como ya dije antes, tejí el chal con Schachenmayr Regia Premium Merino Yak, que es un hilo de grosor fingering con un colorido precioso. Los colores que usé son "07508 Pflaume Meliert", que viene a ser algo así como Ciruela moteada y "07505 Puder Meliert", que según el traductor de Google es Polvo jaspeado.
Os dejo con el reportaje fotográfico para que lo podáis ver desde todos los ángulos. Sé que lo digo muchas veces, pero es que es así, las fotos no le hacen justicia al chal. Cuando lo terminé tuvimos unos cuantos días de lluvias y poca luz natural que frustraron la sesión de fotos tanto en el exterior como en el interior. Cuando por fin lució el sol improvisé una sesión de fotos de interior bastante apresurada de la que resultaron pocas fotos aprovechables. No puedo repetir fotos porque este chal, al igual que el anterior, lo regalé y está en su nuevo hogar.
Con hilos, lanas y botones: Chal Picard (patrón de Las manos de alea, @lasmanosdealea)
Con hilos, lanas y botones: Chal Picard (patrón de Las manos de alea, @lasmanosdealea)
Con hilos, lanas y botones: Chal Picard (patrón de Las manos de alea, @lasmanosdealea)
Con hilos, lanas y botones: Chal Picard (patrón de Las manos de alea, @lasmanosdealea)
El patrón del Chal Picard es de Las manos de Alea, es de pago y lo podéis encontrar en la revista YEDRAKNITS Núm. 1: Verano - Otoño 2020.
Si buscáis inspiración para tejer podéis ver más versiones de este chal en Ravelry, consultando los proyectos enlazados con el patrón, y en Instagram, buscando el hashtag #chalpicard o #picardshawl.



Seeds and Spikes

20 de abril de 2021

Con hilos, lanas y botones: Seeds and Spikes Shawl (patrón de André de Castro, @andreknits)
¿Sabéis eso de que cuando se cierra una puerta se abre una ventana?
Mi puerta fue el chal Eartha que tejí a principios de 2020. El diseño me encanta, os lo contaba el otro día, pero creo que no acerté en la elección de la lana y el chal no resultó como yo esperaba. Lo dejé en barbecho un tiempo buscando una solución para salvarlo, pero finalmente tiré del hilo. Puerta cerrada.
Si hubiera un premio a la Penélope del año, ese año sería para mí sin lugar a dudas, jajajaja, no os hacéis una idea de la cantidad de veces que tiré del hilo. Parecía que destejía más que tejía. ¿Os acordáis de mi Ranunculus fresquito de lima para verano? Lo tejí dos veces. ¿Y la Dahlia Tee de mi madre? Ahí también destejí bastante, la verdad.
No podía dejar esos preciosos ovillos en un cajón y el KAL Seeds And Spikes organizado por Mez Fabra llegó en el momento oportuno. El Chal Seeds and Spikes de André de Castro fue mi ventana.

Chal Eartha frustrado

9 de abril de 2021

Con hilos, lanas y botones: Chal Eartha frustrado
No todos los proyectos tienen un final feliz, algunos no acaban de ser lo que debían ser o lo que tú te imaginabas que iban a ser. A veces te das cuenta por el camino, en esos casos creo, sinceramente, que lo mejor es tirar del hilo y a otra cosa mariposa, pero no siempre lo hacemos. Otras veces no te das cuenta hasta que llegas al final. ¿Qué hacer en esos casos? ¿Sinceramente? Pues lo mismo, tirar del hilo.
Hoy os voy a contar la historia de unos de esos proyectos que pudo ser y no fue, mi chal Eartha.

Celebration Socks al cuadrado

13 de marzo de 2021

Con hilos, lanas y botones: Celebration Socks (Winter's Weather Knits)
El año pasado, a mediados de enero escribía mi primera publicación del año y os hablaba de mi propósito de ponerme al día con el blog. Esta claro que no he tenido mucho éxito. Sigo con ese propósito, aunque parece que este año me está costando un poquito más escribir. A ver si voy cogiendo carrerilla que hay muchas cosas que tengo pendientes de enseñaros y contaros su historia.
Esa primera publicación de 2020 fue el regalo de cumple de mi madre del año anterior y el de este año aun no os lo había enseñado. Como ya sabéis porque lo digo mucho, está de cumpleaños el día de Navidad y desde hace unos años suelo hacerle algo a mano para ese día. Es mala fecha para estar de cumpleaños porque o bien se olvidan de ti, o te toca un regalito menos porque como ya viene Papá Noel ya tienes regalo, ...

Calcetines Rodiles

27 de febrero de 2021

Con hilos, lanas y botones: calcetines Rodiles (patrón de Belén Fernández, @tejereningles)
Ya hacía tiempo que no me pasaba por aquí a enseñaros mis proyectos. En lo que va de año sólo hice una publicación a principios de enero y así, a lo tonto, como quien no quiere la cosa, los días pasan y ya va a empezar marzo.
Pues nada, que hoy me asomo por aquí para enseñaros mis pies enfundados en los calcetines Rodiles de Belén Fernández (@tejereningles).

Abrigo Esquío

5 de enero de 2021

Con hilos, lanas y botones: abrigo ESQUÍO (patrón gratis)
Os lo he dicho muchas veces y no me canso de repetirlo. Me encantan las prendas tejidas en punto bobo para los peques de la casa. Me gustan el punto bobo y los diseños sencillos que hacen que las prendas sean muy ponibles y combinables.
Hace unos años hice un abriguito de punto con capucha para Javier, ¿os acordáis? Pues este año le toca a su hermano. Cambiamos el hilo y la construcción, pero no la esencia del modelo porque este abrigo es un básico de esos atemporales que no pasan de moda y que son ideales como fondo de armario de los peques de la casa. El resultado es el abrigo ESQUÍO.

Elefante sonajero

30 de diciembre de 2020

Con hilos, lanas y botones: Elefante sonajero amigurumi
¿Os acordáis de la conejita Lola y de Toby the Triclops? Os los presenté a principios de diciembre y os comenté que eran regalos para unos hermanos. Faltaba el regalito del tercer hermano, el pequeño de la camada. ¿Y a él qué le tocó? Pues un elefante sonajero.
Ya sabéis lo mucho que me gusta hacer muñequitos de ganchillo para los bebés. Creo que son bonitos regalos con los que además pueden jugar desde el principio y les sirven para ir adquiriendo habilidades. Primero sólo los abrazan y eso si tú se los pones en el lugar indicado, luego poco a poco van intentando estirarse para alcanzarlos, luego los intentan agarrar, ... Si además de todo esto los muñecos tienen colores chillones y cascabeles en su interior ya es lo más de lo más.

Toby the Triclops, aka Treçolho

10 de diciembre de 2020

Con hilos, lanas y botones: Toby the Triclops amigurumi
Os presento a Toby the Triclops.
Yo lo dejo así, en inglés, que no se me ocurre ninguna palabra en español para ese Triclops y el traductor del Sr. Google tampoco me propone nada. Y Toby, el monstruo de los tres ojos no queda tan glamuroso como Toby the Triclops. O sí, ¿no?.

Conejita Lola

5 de diciembre de 2020

Con hilos, lanas y botones: Coneja Lola (@littleaquagirl)
Os presento a la conejita Lola.

Ranunculus fresquito de lima para verano

25 de agosto de 2020

Con hilos, lanas y botones: Ranunculus de verano
Aquí está mi Ranunculus de verano.
El Ranunculus es un patrón que no necesita presentación, seguro que ya habéis visto mil versiones diferentes en redes, en podcasts, etc, pero por si aun queda alguien por ahí que no lo conoce os diré que el jersey Ranunculus es un diseño muy original de Midori Hirose. El patrón es de pago y se puede adquirir en Ravelry, en la tienda de Knit Cafe Midori.