Cuquito

20 de mayo de 2020

Con hilos, lanas y botones: Cuquito amigurumi (Cucapuntoes)
¿Quién se asoma por aquí hoy? Cuquito.
La primera vez que vi este muñeco me vino a la memoria un muñeco que yo tenía de pequeña. ¿Uno? Más bien, dos. La historia de mis muñecos es un tanto curiosa, al menos a mí me parecía curiosa hasta que tuve a mi niña y pude comprobar que efectivamente esas cosas pasan.
Os cuento.
Yo tenía un muñeco, cuando era pequeña, mitad de trapo mitad de plástico. Tenía la cara y las manos de plástico, la boquita abierta y el dedo de la mano listo para chupar como cualquier bebé. En mi memoria el muñeco es verde azulado y es el típico dormilón en pijama y con gorro de dormir, pero todo de una pieza.
Según parece, me encantaba dormir con mi muñeco y lo hacía cada noche. Como cualquier otro niño yo abrazaba a mi muñeco y lo bababa a discreción. Con el paso de los días el muñeco iba necesitando un baño, pero si me lo quitaban para lavar yo no dormía. Así que a alguien de mi entorno se le ocurrió la feliz idea de comprar otro muñeco igual con la intención de darme el cambiazo para poder lavarlo. ¿Qué os parece? ¿Creéis que funcionó? De entrada parece una buena idea y podría haber funcionado, peeeeero, el muñeco igual, igual, pues no era, para qué nos vamos a engañar. En sustituto era de color rojo, como Cuquito. No sé si la persona encargada de comprar el sustituto opinó que el color no era importante o tuvo que conformarse con el rojo porque era lo que había. El caso es que los muñecos no era iguales y yo no quería el sustituto para dormir.
A día de hoy, que soy madre y he sufrido en mis carnes la hora del baño del muñeco de dormir, compadezco profundamente a mi madre.
Yo no tengo recuerdo de la historia como tal, no me acuerdo de dormir con el muñeco en cuestión ni de rechazar el sustituto. Conozco la historia porque me la contaron. Pero sí me acuerdo de los muñecos. Y tengo el recuerdo de que, aparte del color, el tacto no era el mismo. Yo recuerdo el verde azulado más suave que el rojo. ¿Sería realmente así? ¿Habrá creado ese recuerdo mi mente partiendo del hecho de que el verde azulado era mi preferido?
¿Teneís hijos? ¿Sufrís en silencio el trance de lavar el muñeco de dormir?
En fin, volvamos la presente. Cuquito es un diseño de cucapuntoes. A estas alturas no necesita presentación, ¿verdad? Si os habéis pasado por aquí en los últimos meses seguro que habéis visto a la mariposa Leti, a Papá Noel, a la jirafa Greta o al unicornio Teo.
Cuquito está tejido con Drops Safran y aguja de 2,5 mm. Sí, lo sé, la mayoría usáis aguja de 2 mm para hacer los amigurumi con este hilo, pero hasta ahora a mí me iba bien con la de 2,5 mm. Y digo hasta ahora porque tras hacer a Cuquito me he decidido a cambiar de aguja. No sé por qué motivo esta vez tejí más flojo o me emocioné metiendo relleno o vete tú a saber, pero me quedó el punto bastante abierto. A lo mejor en las fotos no se nota demasiado, pero yo sí lo veo. Cada vez que cojo el muñeco lo veo. A mi niña no le importa lo más mínimo y le gusta mucho su Cuquito. Pero yo lo veo.
Y para colmo hay otro detalle que me chirría cada vez que veo el muñeco. No sé si habréis visto el muñeco original, pero a poco que os fijéis seguro que notáis una gran diferencia con el mío. Eso es, el bolsillo. Para hacer a Cuquito puse un poco el piloto automático y me confié. Hice todas las piezas primero y me dispuse a montarlo un día por la noche mientras veía una serie. Estaba yo tan ensimismada en la serie que no me di cuenta de que lo había montado al revés hasta que terminé y me dispuse a bordar la florecita del delantero. ¡¡¡¿¿¿Pero que hace el bolsillo aquí???!!!
El bolsillo tenía que estar en el culete, pero el mío lo tiene en la barriga. Y bien guapo que le queda ahí, ¿verdad?
Se me ocurrió decir bueno, lo puedo desmontar y volver a montar bien. ¡¡¡¿¿¿Quéééééé???!!!, esa fue la reacción de la dueña, ni de broma le iba a hacer nada a Cuquito, con lo bien que le queda ese bolsillo donde está.
Así que nada, así se queda Cuquito.
A ver, que me disperso, os decía que lo hice con Drops Safran y aguja de 2,5 mm. Mide unos 28 cm y los colores que usé son:
Pijama y gorrito (rojo): 19
Cara y manos (beige): 21
Cuello (blanco hueso): 18
Con hilos, lanas y botones: Cuquito amigurumi (Cucapuntoes)
El patrón es de pago y está disponible en 3 idiomas: español, inglés y francés. Lo podéis adquirir en la sección de patrones de su tienda online:
o a través de Ravelry:
Además, Salomé es tan maja que os lo pone fácil fácil requetefácil. Que os gusta eso de darle a la aguja y hacer amigurumis, pues os compráis el patrón y disfrutáis del placer de crear vuestro propio Cuquito. Que lo de la aguja no es lo vuestro, no sois nada manitas o simplemente os da pereza, pues no pasa nada, os pasáis por su tienda online, os compráis un Cuquito hecho con sus manitas y a disfrutar.
Pues eso es todo. Ya sólo queda mostraros el reportaje fotográfico donde podéis ver a Cuquito con uno de sus juguetes favoritos y con la mantita que muy hábilmente roba a los Nenuco cuando tiene sueño.
Con hilos, lanas y botones: Cuquito amigurumi (Cucapuntoes)
Con hilos, lanas y botones: Cuquito amigurumi (Cucapuntoes)
Con hilos, lanas y botones: Cuquito amigurumi (Cucapuntoes)
Con hilos, lanas y botones: Cuquito amigurumi (Cucapuntoes)





Pulsera Carey Mokka

11 de mayo de 2020

Con hilos, lanas y botones: pulsera de ganchillo con botón (patrón gratis)
Los botones de la bolsita de La tienda del botón me están dando mucho juego. Hace unos días os enseñé cómo hacer la cinta aperta, que es una cinta ancha para el pelo hecha con ganchillo y que cierra en la nuca con un botón. Unos días antes os enseñaba en Instagram un colgante hecho con un botón y una borla. Y hoy me paso por aquí para enseñaros una pulsera a juego con ese colgante, la Pulsera Carey Mokka.

Pampi

5 de mayo de 2020

Con hilos, lanas y botones: Pumpkin Amigurumi
¿Conocéis a Pumpkin?

Cinta aperta

30 de abril de 2020

Con hilos, lanas y botones: Cinta aperta - cinta ancha para el pelo (patrón gratis)
¿Qué os parece mi nueva cinta para el pelo? No tenía muy claro cómo bautizarla, pero tras una breve deliberación conmigo misma os presento (redoble de tambores) la cinta aperta.

Hermanitos Peaches

26 de abril de 2020

Con hilos, lanas y botones: Peaches amigurumi
Os presento a los hermanitos Peaches.

Ranunculus Sweater

20 de abril de 2020

Con hilos, lanas y botones: Ranunculus Sweater (patrón Knit Cafe Midor)
Ya es tiempo de ir enseñando ropa fresquita, pero yo aun tengo varias publicaciones pendientes de ropita más de invierno y hoy os enseño por aquí mi jersey Ranunculus.

Rubén

15 de abril de 2020

Con hilos, lanas y botones: Rubén amigurumi (patrón de La Crochetería)
Os presento a RUBÉN.

Teo, el unicornio

5 de abril de 2020

Con hilos, lanas y botones: Teo unicornio amigurumi (Cucapuntoes)
Os presento al unicornio Teo.

Karina, la conejita bailarina

30 de marzo de 2020

Con hilos, lanas y botones: Ballerina Bunny Amigurumi
No sé si os acordaréis, pero allá por el mes enero os enseñé una conejita bailarina que hice en color blanco.

Messy Bun Beanie

25 de marzo de 2020

Con hilos, lanas y botones: Messy Bun Beanie
Y aquí está el segundo gorro de este invierno. ¿Segundo? más bien el primero porque éste lo hice antes que el que os enseñé hace unos días.
Yo no soy de gorros, ya os lo he dicho en múltiples ocasiones. Y no es sólo cosa mía, en casa no somos de gorros, aunque mi niña, al ver el que el hice al primo me pidió uno igual pero en otro color. Mami, ¿me lo haces aunque lo use poquito?, jajajaja, lo tiene clarísimo.