Vestido de flores

2 de enero de 2017

A principios del curso escolar le regalaron a mi niña un vestido muy mono. Es un vestido de talle bajo y manga ranglán con un estampado de florecillas sobre fondo negro. El negro no es un color que me guste especialmente para la ropa de los niños, pero con el estampado el vestido es alegre. Mi niña estaba encantada con su vestido y me lo pedía mucho para vestirse. Además, ese corte en particular le favorece y le sienta bien. Así que esta cabecita mía que no para ni un segundo ya empezó a darle vueltas a la idea de hacerle otro vestido del mismo corte.

Más o menos en las mismas fechas que nos regalaron el vestido, Loli (LolaHilos) recibió unas telas preciosas con diferentes estampados. Son telas 100% algodón, pero no son de parchwork, tienen el ancho de confección y algo más de cuerpo. Las vimos juntas un día que fuimos por allí y a la peque le encantó la tela de las flores. Y así como quien no quiere la cosa ya quedó decidido que iba a intentar hacer el vestido con la tela de flores.
El siguiente paso, claro está, era sacar el patrón. La opción de desmontar el vestido para calcar el patrón y volverlo a montar después estaba más que descartada, ni de broma descoso y vuelvo a coser un vestido comprado. Bastante llevo descosido este invierno ya. Así que había que buscar entre las revistas y libros de patrones que tengo en casa un vestido de corte similar para poder adaptar el patrón a partir de ahí.
Cogí el patrón de un blusón de manga ranglan del libro Intemporels pour Enfants, de Astrid Le Provost, del que ya os hablé AQUÍ. A partir de ahí me dispuse a modificarlo para que se pareciera lo más posible al vestido que ya tenía y que quería copiar.
Sacar la primera versión del patrón no me llevó demasiado. Pero a partir de ahí todo fue uan carrera de obstáculos, jajajajaja. Primero calculé mal la tela que necesitaba, a mí ya me parecía poco pero por más que medía y remedía sobre los patrones siempre me daba lo mismo, no encontraba el fallo y compré la cantidad que calculé. Que era poca, claro. Como me quedé corta de tela no pude coser el vestido el día que me puse manos a la obra. Lo guardé todo y unos días más tarde fui a por más tela. Corté las piezas que me faltaban y cosí todo. Estaba super contenta, ya tenía el vestido, ¡viva! ¡viva! Pero mi alegría duró más bien poco. Ven cariño que te pruebo el vestido nuevo. Aaaaahhhhh, cabían casi tres niñas dentro. Pero ¿cómo medí el ancho? A lo mejor exagero un poco, tres niñas no cabían, pero dos fijo que sí. A mi niña no le gustan nada las pruebas, seamos sinceros, a nadie le gustan, así que cuando el hago algo coso del tirón y cruzo los dedos para que le quede bien.
¡Qué disgusto! ¡¿Cómo iba a arreglar eso?! Había que desmontar por completo el vestido y adaptar el patrón. Había que rectificar desde el ranglan y eso implicaba rectificar también la manga. Sólo de pensarlo ya estaba agobiada y estuve tentada de dejarlo así y que no lo usase.
Lo dejé reposar un tiempo hasta que un día me levanté inspirada y me dispuse a cortar. Retoqué el patrón a ojo, de perdidos al río. Total, como ya estaba defenstrao el vestido para qué hacer muchos cálculos, los haga o no los haga el resultado es el mismo, siempre me toca deshacer. Descosí todo el vestido y como va forrado tuve que descoser por partida doble. Corté el sobrante y volví a montar y coser todo. Volvimos a probar y esta vez parecía que estaba más o menos bien.
Como podéis ver con más detalle en las siguientes fotos, el vestido lleva unos pliegues en el escote, va forrado en batista azul de Base Básica y cierra en la espalda con un botón. Además, el bajo y las mangas van rematados con unas tiras de pompones chulísimas que tiene LolaHilos.
Después de todas las peripecias me quedó un vestido ponible. Tiene alguna cosilla que no acaba de convencerme porque quedó un pelín escotado de más, la abertura de la espalda no me quedó muy bien, se le ve un poco el forro en el escote, ... cosillas que veo sólo yo, lo sé, pero que están ahí y a ellas se me va la vista siempre.
La niña está encantada con su vestido nuevo, le gusta mucho y le resulta muy cómodo así que seguramente será de los que usemos mucho de aquí al verano. y yo estoy encantada de que le guste porque este invierno parece que no estaba acertando demasiado con ella.
Una vez terminado el vestido, cuando ya me las prometía muy felices y estaba decidida a estrenarlo cuanto antes me di cuenta de que no tenía chaqueta a juego. No podía estrenar el vestido porque no abriga lo suficiente para llevarlo solo y no tenía ninguna chaqueta en casa que le combinara bien. Menuda carrera de obstáculos, así no se puede. Pero bueno, lo de la chaqueta ya es otra historia y seguro que me da para otro post de estos con poco que leer, jeje, así que os lo cuento el próximo día.






¿Compartes?



Muchas gracias por dedicarme un ratito de tu valioso tiempo, me encanta que me visites y, ya sabes, si te apetece puedes dejarme un comentario y sabré que has pasado por aquí.

Espero que te haya gustado y vuelvas pronto.

18 comentarios :

  1. Que bonito te ha quedado!! Menuda carrera de obstáculos! Ha merecido la pena! La tela es preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, me alegro un montón de que te guste. La verdad es que siempre tengo problemas con los vestidos que le hago cerca de Navidad. Aun me acuerdo de uno de franela de hace dos años....

      Bicos

      Eliminar
  2. Ayyyyyyy eso me recuerda mucho a algunos de mis vestidos, lo que pasa es que a mi a veces me pasa todo lo contrario, que es peor cuando no dejas suficiente margen de costura.
    Yo también lo veo un pelin escotado, pero es cierto que no es nada exagerado, así que seguro que se lo pondrá mucho, es un corte que favorece mucho a las niñas.
    Por cierto, yo tengo esos mismos pompones! Y me gustan tanto que me da pena usarlos jejejeje.
    Bikiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, lo del margen me pasó con el de franela de hace dos años, pobre, no veas los números que teníamos que hacer para ponerlo y quitarlo. Una vez puesto le iba muy bien, pero no dejé suficiente abertura para poder vestir con comodidad.

      si tienes los mismos pompones ya estás tardando en usarlos, quedan preciosos puestos y seguro que lucen más que en tu cajita de tesoros.

      Bicos

      Eliminar
  3. Te ha quedado genial, me encanta ese corte de vestido y tu niña preciosa !!!
    Ha valido la pena tanto trabajo !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, yo también opino que ha valido al pena, me alegrod e que te guste.

      Bicos

      Eliminar
  4. so pretty and I love the lace trim Happy New Year Popping by from the Real Carfty Link Party

    ResponderEliminar
  5. Que monada de vestido, te ha quedado genial después de toda la faena que te dio ha valido la pena, es precioso y no le veo ningún fallo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú que lo ves con buenos ojos, jeje, pero sí, ha merecido la pena y seguro que lo usa bastante.

      Bicos

      Eliminar
  6. Te ha quedado precioso de verdad!!! y si a la peque le gusta pues un acierto total!!!
    A la velocidad que creas cosas...enseguidita vemos la chaqueta ja ja
    Un beso grandote ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La chaqueta ya está hecha y estrenada, jeje, pero quedaba una entrada muy larga. Con este vestido me tiré bastante tiempo y tengo uno anterior aun sin terminar porque también me dio guerra y tengo que desmontar unas sisa por segunda vez.

      Bicos

      Eliminar
  7. Leti... alucino... no hay nada que se te resista!!!!
    Cuàndo he leido la parte de descoser el vestido comprado... menos mal que corriendo dices que no... jejeje
    Te ha quedado precioso... y la peque està espectacular!!!
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que hay cosas que se me resisten, Ana, tengo un vestido mío que lleva más de un año esperando en un cajón a que me decida a terminarlo, por ejemplo. Lo d descoser el vestido se me pasó por la cabeza pero la idea se volatilizó tan rápido como se me ocurrió.
      Me alegro de que te haya gustado.

      Bicos

      Eliminar
  8. Muy bonito, perfecto para el invierno. Gracias por compartirlo en la Really Crafty Link Party y feliz año!

    ResponderEliminar
  9. Precioso! que manos tienes! cada vez que veo estas preciosidades me entran más ganas de aprender a coser jejeje.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, Luna, aguja e hilo y a hacer monerías. Puedes empezar con vestidos para los muñecos que haces y luego no hay más que dar el salto a coser a lo grande.

      Me alegro mucho de que te guste.

      Bicos

      Eliminar