Gusano colorín

2 de septiembre de 2015

Con hilos, lanas y botones: amigurmi gusano colorín
Hoy terminamos el repaso del contenido de la caja verde de Teo. Vamos a hacer un repasito de lo que ya vimos:
¡Qué de cosas! Ya sólo queda presentaros el gusano colorín.
Con hilos, lanas y botones: amigurmi gusano colorín
El patrón es de Mis PequiCosas. Es gratuito, está disponible en castellano y lo podéis encontrar AQUÍ. Seguro que ya conocéis el blog de Mis Pequicosas, tiene unos muñecos de ganchillo preciosos, cuida mucho la estética y calidad de las fotos y pone un montón de información útil de cada muñeco (el patrón, el tamaño, la lana, las medidas, las modificaciones que le hace, ....). Es un blog precioso y merece la pena visitarlo.
El gusano esta tejido con Ofil Soft Spring y con una aguja de 2,5 mm. Es un poco difícil de medir porque va ondulado, pero mide aproximadamente 22 cm de largo y unos 12 cm de alto en la zona de la cabeza sin tener en cuenta las antenas.
En la última bola del cuerpo metí un cascabel así que en realidad es un gusano sonajero, apto para ser zarandeado sin parar por su dueño.
Es un encanto este gusanito, quiso ayudarme y decidió que él se encargaba del control de calidad de la chaqueta Puerperium, quería comprobar si era lo bastante suave y amorosa para la piel delicada de un recién nacido. Menos mal que dio el visto bueno.
Con hilos, lanas y botones: amigurmi gusano colorín
Y aquí está jugando con su amigo el conejito bípedo. ¡Qué bien se lo van a pasar con Teo!
Con hilos, lanas y botones: amigurmi gusano colorín
Mi niña me vio haciendo las bolitas del gusano y obedeciendo a la curiosidad natural de los niños me preguntó qué hacía. Un gusanito, respondí.
- Mami, ¿qué estás haciendo?
- Un gusanito
- ¿Es para mí?
- No, cariño, es para Teo
- Ya sabía que era para Teo (imaginaos la frase dicha con tono de marisabidilla)
Pobre, ya tenía asumido que estaba haciendo nada para ella y aun así pregunta para corroborar. En ese momento creo que no quedó muy convencida con la respuesta de que esas bolitas fueran a convertirse en un gusano, pero cuando me vio coserlo se le iluminó la cara. Ella también quería uno, claro.
- Mami, yo también quiero un gusano de colores.
- Vale, yo te hago uno.
- ¿Y cuánto tardas? ¿Un día?
- No, un poco más.
- ¿Y cuándo me lo haces?
- En un par de días, ¿vale?
- Vale, un par son dos.
Ya veis, yo creo que apunta maneras para ser jefe, todo lo quiere para ayer, jajajaja. Además, con lo listilla que me salió ahora tengo que tener mucho cuidado con lo que digo porque ya veis que tiene muy claro que un par son dos y se lo toma al pie de la letra.
Le hice su gusanito y le encantó. Lo bautizó con el nombre de oruguina. Y durante los primeros días lo llevaba con ella a todas partes.
Así de contento está el gusano colorín jugando con su dueño.
Con hilos, lanas y botones: amigurmi gusano colorín






¿Compartes?



Muchas gracias por dedicarme un ratito de tu valioso tiempo, me encanta que me visites y, ya sabes, si te apetece puedes dejarme un comentario y sabré que has pasado por aquí.

Espero que te haya gustado y vuelvas pronto.

No hay comentarios :

Publicar un comentario