Pumpkin

30 noviembre 2022

Con hilos, lanas y botones: conejito Pumpkin con pantalón naranja
¿Conocéis a Pumpkin?
Seguro que sí. Si os gusta esto de los amigurumi es imposible que no lo conozcáis porque es un patrón archifamoso en el mundillo.
Y si seguís a Ana de Mis Pequicosas, lo habréis visto en mil y una versiones. Lo ha hecho un montón de veces y nunca me canso de ver lo bien que le queda. Es una artista. ¿No los habéis visto? Pues nada, eso hay que remediarlo, no podéis dejar de ver los Pumpkin de Ana.
Yo no tengo tanta experiencia, es la segunda vez que hago este patrón. No sé si habréis visto a Pampi. Él fue el primero y ocupa un lugar especial en mi corazón .... y en mi despacho. Lo tengo a mi lado en una estantería, rodeado de calabazas, supervisando todo lo que hago mientras trabajo.
Pues aprovechando que repetía patrón me animé con el detalle que omití la primera vez. ¿Os acordáis de que os lo conté? Hay algo que se me resiste, yo lo intento y lo intento, peeeero no siempre lo consigo. ¿Sabéis de qué os hablo?
¡Eso es! ¡La línea blanca de los ojos! Al primero no se la puse, no lo conseguí. Intenté ponerla una vez colocados los cierres de los ojos de seguridad y no hubo forma humana de que la aguja pasara por donde tenía que pasar para hacer esa línea blanca.
Con hilos, lanas y botones: conejito Pumpkin con pantalón naranja
Ana hace el blanco de los ojos antes de colocar el cierre de seguridad, dice que es mejor hacerlo después, pero yo no lo tengo tan claro. Vale que es algo que a mí no me suele quedar bien, ni haciéndolo antes ni haciéndolo después. Esta vez probé a hacerlo antes de colocar los cierres, no está perfecto, pero bueno, al menos esta vez el conejito lleva el blanco de los ojos. Un ojo quedó algo más regulero que el otro, pero os pongo un primer plano para que veáis que ni tan mal, oye. Aunque la verdad es que ni con este primer plano se aprecia bien el resultado final.
Con hilos, lanas y botones: conejito Pumpkin con pantalón naranja
Os aseguro seguí el mismo patrón y utilicé el mismo hilo y la misma aguja para hacer lso dos conejos, pero cuando terminé este segundo Pumpkin no podía creerme lo diferente que era del primero. Como lo tengo en casa pude comparar bien.
No hace falta que busquéis las fotos de la entrada anterior, ya os los enseño yo juntitos.
Con hilos, lanas y botones: conejito Pumpkin con pantalón naranja
Pero ¿cómo es posible que hayan quedado taaaaan diferentes? El primero es super cabezón. Se ve que todo lo que come le va a la cabeza y no a la tripa, el segundo quedó algo más tripón, pero con uan cabeza redondita la mar de estilizada.
Esto ya me había pasado con Rosalía. ¿Os acordáis? A pesar de usar el mismo hilo, la misma aguja y el mismo patrón los muñecos nunca salen iguales. Es un hecho y ahí reside la magia de lo hecho a mano, siempre es único.
Pumpkin está tejido con "Eco Luna" de "Valeria Lanas" y aguja de 3 mm. No os puedo decir cuánto mide, se me olvidó medirlo y lo he regalado, pero bueno, ya veis que es ligeramente más bajo que el primero y ése mide 28 cm aproximadamente desde los pies a hasta la puntita de las orejas.
El patrón del conejo Pumpkin es de Kristy Black, Lulu Loves the Moon, es de pago y está en inglés. el patrón está muy bien explicado y el conejito se hace del tirón, sin pensar, casa todo a la perfección. No hay que hacer ajustes de ningún tipo. Da gusto cuando todo va sobre ruedas y puedes disfrutar de tejer sin preocuparte de nada más.
Creo que no me dejo nada. Ya os hablé del hilo, del patrón, de las diferencias con el anterior, ..., ya sólo me queda dejaros con el reportaje fotográfico. Esta vez aproveché mis calabazas como atrezzo y he estado jugando un poquito con el editor. 
Con hilos, lanas y botones: conejito Pumpkin con pantalón naranja
Con hilos, lanas y botones: conejito Pumpkin con pantalón naranja
Con hilos, lanas y botones: conejito Pumpkin con pantalón naranja
Con hilos, lanas y botones: conejito Pumpkin con pantalón naranja
¿Qué os parece el conejito jardinero? Rastrillo en mano limpia todas las hojas del suelo. ¿Habéis visto lo despejado que está el suelo?
Con hilos, lanas y botones: conejito Pumpkin con pantalón naranja






¿Compartes?



Muchas gracias por dedicarme un ratito de tu valioso tiempo, me encanta que me visites y, ya sabes, si te apetece puedes dejarme un comentario y sabré que has pasado por aquí. Leo todos y cada uno de los comentarios, me hace mucha ilusión, y si dejas tus datos, intentaré responder también.

Espero que te haya gustado y vuelvas pronto.

11 comentarios :

  1. GENIAL!!!!
    Qué buena idea rodearlo de calabazas!!!
    Y cómo me haces reír... es verdad que Pampi quedó muy diferente, pero tampoco veo la cabeza desproporcionada...!
    Es lo que tiene hacerlos en otro momento... no?
    Lo de los ojos... yo los veo muy bien... no sé si tu "en directo" notas que no están bien... en las fotos queda perfecto...
    Y te resultó mejor ponerlo antes del cierre…. No?
    Sabes? Todavía tengo unos cuantos ovillos de Valeria Eco… y hasta de Stop Eco… y me han dado unas ganas de hacer un Pumpkin…. Pero me tengo que resistir… jejeje
    Y por último… mil gracias por tus palabras…. y por enlazar…!!!
    Bicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo que no le ves cabezón al pobre, si tiene cabeza medio ovalada, no sé cómo quedó así, la verdad, pero está como más alargada y conté las vueltas y son las mismas. Son cosas que pasan, yo lo quiero igual.

      En las fotos sí que se ven bien los ojos. En directo uno estaba un pelin chafado, pero bueno, que quedó guapísimo. Y sí, esta vez probé antes del cierre.

      Mil de nadas por todo, es un placer, ya lo sabes, cómo no voy a mencionar a la reina de los conejitos calabaza.

      Bicos

      Eliminar
  2. ¡No puedo con vuestro arte y vuestro talento!
    Ana y tu sois dos maravillosas artesanas que hacéis auténticas maravillas con el hilo y la aguja.
    No se puede ser más dulce que este conejito que no me canso de ver....me tiene enamoradisima.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias pro tus palabras, Isabel, ya me sacaste los colores, jajaja. Me alegro mucho de que te guste el conejito.

      Bicos

      Eliminar
  3. Ayy, yo siempre peleo con el blanco de los ojos también! Pero oye, en este Pumpkin lo veo ideal! De verdad! Estoy con Ana en eso: es más fácil ponero antes del cierre. Y qué curioso que con el mismo hilo sean tan diferentes, no? Yo creo que el relleno es el gran traidor Jejeje Aunque pueden haber influido también la tensión y mil cosas más. La verdad es que no sabría con cula quedarme... Me gusta el cabezón pero los pantaloncitos naranjas y ese atrezzo de calabazas en las fotos me han enamorado. Bicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya le voy ganando la partida a los ojos, jeje, no hay nada como la perseverancia. El relleno es un traidor, pero la principal culpable soy yo, no hice el primero con la misma tensión que el segundo. El primero quedó algo blandengue, el punto quedó más flojo. el segundo está infinitamente más tupido. El relleno influye, sí, pero la tensión es la principal responsable.

      Me alegro mucho de que te haya gustado.

      Bicos

      Eliminar
  4. Me gusta mucho este conejito! Y como dices, no te puedes cansar de verlo...tanto Ana como tú, lo bordais😉
    Yo de los ojos, solamente te diré que están perfectos!
    Y las fotos me encantan!
    Muaks

    ResponderEliminar
  5. Te ha quedado divinos¡¡¡¡, me gustan muchisimo¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. These are adorable. Thank you for sharing them with us at Handmade Monday :-)

    ResponderEliminar