Chal Picard

30 de abril de 2021

Con hilos, lanas y botones: Chal Picard (patrón de Las manos de alea, @lasmanosdealea)
Casi casi sobre la bocina, pero aquí está, hoy hay nueva entrada en el blog. ¿Será el inicio de una nueva racha?
Tres publicaciones en el mes de abril, casi no me lo creo. Tres publicaciones y las tres de chales. Ya veréis cuando coja carrerilla y empiece con las publicaciones de calcetines. Ahora mismo no sabría decir cuántos pares tengo pendientes de enseñar, os vais a aburrir de ver mis pies, jajajajaja.
Pero vamos a lo que vamos, que hoy toca chal, más concretamente hoy toca Chal Picard de Las manos de Alea.
Después del frustrado chal Eartha y el chal Seeds and Spikes, el chal Picard viene a cerrar el círculo.
Mi aventura con estos chales, como ya sabéis, empezó con el chal Eartha, un patrón de la revista BELLOTA 4, último número de la saga BELLOTA, y 4 ovillos de Schachenmayr Regia Premium Merino Yak. A pesar de todo el cariño y empeño que puse en ese chal las cosas se torcieron un poquito y no resultó como esperaba. Pero ya sabéis que bien está lo que bien acaba y esta aventura acaba precisamente con el chal Picard, un patrón de la revista YEDRAKNITS 1, primer número de la saga YEDRAKNITS, hermana mayor de BELLOTA, y tejido con lo que quedaba de esos ovillos después de deshacer el chal Eartha y tejer el chal Seeds and Spikes.
No está nada mal, ¿eh? A veces pasan estas cosas, un proyecto se frustra, pero de ahí salen otras cosas maravillosas.
Tejer este chal ha sido una gozada. Es un proyecto muy ameno, de esos que sin ser muy complejo te mantiene atenta con detalles para no caer en la monotonía y el aburrimiento de tejer en modo automático.
Va empezado en el centro del borde largo con un montaje de lengüeta de punto bobo para chales. A partir de ahí se teje en punto bobo y se van haciendo aumentos con caladitos. Tras esa sección en punto bobo viene una sección calada preciosa. Es una puntilla simple, sin pretensiones, le da un toque delicado al chal sin que quede recargado o ñoño. Termina con un cierre de picots alargados que hacen un efecto como de mini flecos. 
Como ya dije antes, tejí el chal con Schachenmayr Regia Premium Merino Yak, que es un hilo de grosor fingering con un colorido precioso. Los colores que usé son "07508 Pflaume Meliert", que viene a ser algo así como Ciruela moteada y "07505 Puder Meliert", que según el traductor de Google es Polvo jaspeado.
Os dejo con el reportaje fotográfico para que lo podáis ver desde todos los ángulos. Sé que lo digo muchas veces, pero es que es así, las fotos no le hacen justicia al chal. Cuando lo terminé tuvimos unos cuantos días de lluvias y poca luz natural que frustraron la sesión de fotos tanto en el exterior como en el interior. Cuando por fin lució el sol improvisé una sesión de fotos de interior bastante apresurada de la que resultaron pocas fotos aprovechables. No puedo repetir fotos porque este chal, al igual que el anterior, lo regalé y está en su nuevo hogar.
Con hilos, lanas y botones: Chal Picard (patrón de Las manos de alea, @lasmanosdealea)
Con hilos, lanas y botones: Chal Picard (patrón de Las manos de alea, @lasmanosdealea)
Con hilos, lanas y botones: Chal Picard (patrón de Las manos de alea, @lasmanosdealea)
Con hilos, lanas y botones: Chal Picard (patrón de Las manos de alea, @lasmanosdealea)
El patrón del Chal Picard es de Las manos de Alea, es de pago y lo podéis encontrar en la revista YEDRAKNITS Núm. 1: Verano - Otoño 2020.
Si buscáis inspiración para tejer podéis ver más versiones de este chal en Ravelry, consultando los proyectos enlazados con el patrón, y en Instagram, buscando el hashtag #chalpicard o #picardshawl.






¿Compartes?



Muchas gracias por dedicarme un ratito de tu valioso tiempo, me encanta que me visites y, ya sabes, si te apetece puedes dejarme un comentario y sabré que has pasado por aquí. Leo todos y cada uno de los comentarios, me hace mucha ilusión, y si dejas tus datos, intentaré responder también.

Espero que te haya gustado y vuelvas pronto.

16 comentarios :

  1. Madre mía Leti... si que estás en racha!!!!
    Me gusta mucho... qué delicado parece... no?
    Los colores preciosos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. Al principio iba a hacer otro modelo diferente, llegué a montar los puntos y empezar, pero enseguida me di cuenta de que no iba a funcionar, pululaba este patrón en mi cabeza y finalmente tire del hilo y me puse con este. Todo un acierto. Los colores contrastados le van genial, ¿verdad?

      Bicos

      Eliminar
  2. Siempre te pongo lo de delicado... es que con esos calados... y tan finito...
    Jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, yo te entiendo, es el efecto de este tipo de calados, quedan como una puntilla y lucen un montón. Al mismo tiempo no se ve recargado, es lo que me gusta de este patrón, es sencillo y a la vez espectacular.

      Bicos

      Eliminar
  3. Ay pero como esta hermoso tu chal!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hermoso! dos tonos que combinan perfecto, bella selección de puntos
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Un trabajo fantástico...una prenda a la que se le puede sacar mucho partido, muy práctico y muy bien combinados los colores.

    BESOS

    ResponderEliminar