Jersey Puddle Duck

27 de febrero de 2019

Con hilos, lanas y botones: Jersey Puddle Duck
No soy yo de esas personas que hacen listas de buenos propósitos al inicio de cada año. es complicado cumplirlas, para qué nos vamos a engañar, así que mejor no hacerlas, ¿no?

No hago listas, pero sí me marco algún objetivo o pienso en alguna cosa pequeña que me gustaría cumplir a lo largo del año. Llevo un par de años diciéndome a mí misma que no puedo comprar más telas porque ya tengo muchas en casa y últimamente no coso prácticamente nada. Y no vale lo de comprar para un patrón concreto porque lo vi y me apetece y las telas que tengo no son adecuadas. No, no vale, porque ya probé eso y tampoco funciona. Al final no coso el patrón ese que tanto me gustó y la tela va directa a la caja con las demás. Y no puede ser.
Este año aparte de mantenerme firme en lo de no comprar telas me he propuesto ir rebajando poco a poco mis reservas laneras. Cuando quiera hacer algo, antes de lanzarme como una posesa a buscar lanas bonitas por ahí, tengo que revisar sí o sí las que tengo en casa a ver si me valen. Esto de acumular sin más se tiene que acabar. No creo que consiga usar las lanas que tengo antes de comprar más, seguro que se cruza en mi camino algún proyecto especial que requiera ovillos nuevos, peeeeeero, voy a intentarlo.
Al terminar el jersey palomitero de mi niña no tenía muy claro si empezar algo para mí o hacer algo más para ella. Mientras pensaba en todas esas cosas que voy archivando en un rincón de mi cabeza para hacer algún día me acordé de un patrón que tenía fichado desde hace dos años mínimo, el jersey Puddle Duck de Melissa Schaschwary. Fue pensar en ese patrón y me vino a la mente la frustrada chaqueta con ojo de perdiz que os enseñé parcialmente en Instagram hace mogollón de los mogollones. Fui a verlo porque no me acordaba de cuando la había empezado y ya han pasado nada más y nada menos que dos años, sí, sí, dos años. Fue en febrero de 2017 cuando os enseñé en Instagram cómo iba quedando el canesú. 
Empecé la chaqueta muy ilusionada, me encantaba como iba quedando, pero en algún momento la cosa se torció. Quise ponerle sobre la macha unas hojas en la parte inferior, pero no quedaban del todo bien. Probé varias hojas diferentes con igual resultado, hacer y deshacer, hacer y deshacer. Finalmente se me cruzaron los cables y tiré del hilo. Hice unos ovillos grandotes con toda la lana y la metí en una bolsa a la espera de que se me pasara la rabia para volver a empezar. Pero ya le había cogido manía y no la volví a empezar nunca. La pobre chaqueta nació gafada y no llegó a ver la luz. Pero me sirvió para aprender por las malas que ciertos experimentos sobre la marcha no se pueden hacer.
Pasados dos años me acordé de nuevo de esa lana y me pareció ideal para el jersey así que sin preguntarle a la niña si le gustaba o no y sin comprobar si la lana que tenía me llegaba realmente para hacer el jersey me lancé a la aventura.
Con hilos, lanas y botones: Jersey Puddle Duck
Según avanzaba quedó patente que no me iba a llegar la lana para terminar el jersey así que me fui a LolaHilos a por otro ovillo de su lana Relax. Después de dos años ni se me pasó por la cabeza hacerme ilusiones de encontrar la misma tintada, con conseguir un ovillo del mismo color me daba por satisfecha. Y eso sí lo conseguí. Pero la diferencia en la tintada era notable.
Con los ovillo viejos tejí todo el cuerpo del jersey. Es un jersey que va tejido de una pieza desde el escote hacia abajo con aguas circulares. Para tejer el cuerpo dejé las mangas en espera. Con el ovillo nuevo tejí las mangas. Para disimular un poco la diferencia en el tono y que me quedaran las mangas iguales las tejí exactamente igual alternando al principio lana vieja y lana nueva. ¿Cómo? Pues con una técnica que hay para tejer rayas de una sola vuelta en circular sin que se note el salto y que se conoce como Helix. Si queréis saber un poco más sobre esta técnica podéis ver este vídeo de Grace O'Neill. Me parece una técnica muy interesante, tanto para tejer prendas de rayas como para casos como el mío en el que tenemos que mezclar ovillos de diferentes tintadas. Si tuviera la mitad de los ovillos de una tintada y la otra mitad de otra podría haber hecho así todo el jersey y no sólo las mangas.
Como ya mencioné, tejí el jersey con Relax by LolaHilos, que seguro que a estas alturas a poco que me hayáis leído ya os suena de otras labores como el saco de punto para bebé, el chaleco de punto con peluchito, la chaqueta rosa de mi niña, los calentadores de ballet o la chaqueta azul cruzada que le hice a mi sobrino. Como ya os comenté en otras ocasiones es una lana super amorosa que no pica nada y queda muy esponjosa al tejer. Su composición es 70% lana y 30% acrílico. En la etiqueta pone que es para aguja de 5 mm o 5,5 mm, aunque yo utilizo aguja de 4,5 mm porque con las circulares tejo bastante flojo y siempre tengo que coger menos aguja.
Con hilos, lanas y botones: Jersey Puddle Duck
El patrón del jersey es Puddle Duck de Melissa Schaschwary, es de pago y lo podéis adquirir en su tienda de Ravelry. El patrón viene en varias tallas desde 2 hasta 12 años y está en inglés. Es sencillo, el detalle de centro queda chulísimo y además, tiene bolsillos. Si estáis buscando un patrón sencillo y resultón de esos de tejer con el piloto automático puesto mientras veis vuestra serie favorita, el Puddle Duck es vuestro patrón. Además es fácilmente modificable para hacer jersey de manga larga o más corta o convertirlo en un vestido monísimo.
¿Qué os ha parecido? Mi niña tiene jersey nuevo, le encanta y yo he conseguido rebajar un poquito mis reservas laneras. Parece que este año voy cosechando éxitos y triunfando con ella.
Con hilos, lanas y botones: Jersey Puddle Duck
Con hilos, lanas y botones: Jersey Puddle Duck
Con hilos, lanas y botones: Jersey Puddle Duck
Con hilos, lanas y botones: Jersey Puddle Duck






¿Compartes?



Muchas gracias por dedicarme un ratito de tu valioso tiempo, me encanta que me visites y, ya sabes, si te apetece puedes dejarme un comentario y sabré que has pasado por aquí. Leo todos y cada uno de los comentarios, me hace mucha ilusión, y si dejas tus datos, intentaré responder también.

Espero que te haya gustado y vuelvas pronto.

22 comentarios :

  1. Me encanta el diseño y esos bolsillos...son una locura de bonitos.
    Te ha quedado ideal.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito! Los bolsillos son perfectos para guardar sus pequeños tesoros.Mi hija por lo menos quiere bolsillos en todo.
    Gracias por enlazar con la Really Crafty Link Party.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido totalmente con ella, yo llevé bolsillos hasta en el vestido de novia.

      Bicos

      Eliminar
  3. Ese jersey te quedo adorable y el tono de rosa precioso!
    Bs

    ResponderEliminar
  4. Un diseño sencillo, pero en ello esta la belleza y el color frambuesa un encanto, no se nota el cambio de color entre lineas, gracias por el tip! Me encano leer algo en lo que me identifico, llegué a cierto momento que no me organizo a grandes planes al iniciar el año, dejo que fluya según se van presentado, de telas y ovillos uyy tengo que darles salida si o si antes de siguiera imaginar en salir por otro y de finalizar algo que inicio llevándolo a termino, auch! a veces se queda algo en el tintero
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Eli, me alegro mucho de que te haya gustado.

      Bicos

      Eliminar
  5. Tu hija está preciosa con ese jersey.
    Me apunto el enlace de la técnica Helix, quedan unas rayas perfectas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gema, que bien haberte ayudado, ya verás que fácil es y lo bien que queda es técnica.

      Bicos

      Eliminar
  6. Me parece muy bonito, tanto el color como el patrón. Tu modelo posa con mucho garbo, se nota que está encantada con la ropa que le haces. Me ha encantado el detalle de los bolsillos.

    Por cierto, muchas gracias por enlazar la técnica para alternar ovillos de diferente tintada. Justo me acabo de quedar sin lana para terminar un jersey y me tocará hacer lo mismo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agregó de que te guste. Hice las dos mangas iguales alternando ambos ovillos y así hay un degradado progresivo y queda muy bien.

      Bicos

      Eliminar
  7. Te entiendo pefectamente entre telas y lanas tengo media casa llena! Con las telas tambien estoy intentando ir gastando las que tengo sinó acumulo una barbaridad. Las lanas las tengo algo mas olvidadas tendre que ponderme. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy rebajando ovillos por un lado y comprando nuevos por el otro, no tengo remedio. Con las telas sí que lo llevo a rajatabla este año, a ver si me dura.

      Bicos

      Eliminar
  8. What a pretty top. My daughter would have loved a top like this.

    ResponderEliminar
  9. Una chulada todos tus trabajos, no se cúal me gusta más, veo uno y me gusta, veo otro y me gusta!!!pero una cosa si sé que bordar no es lo mio lo miro dificilísimo!!!

    Abrazos fuertes!!

    ResponderEliminar
  10. Ha quedado un jersey chulísimo!! Que técnica mas interesante para hacer rayas, y que buena idea combinar lanas con tintada diferente. No se nota el cambio de color nada de nada, así que misión cumplida! Los bolsillos en el jersey es todo un plus para las niñas, jejeje, a las mías les encantan los bolsillos de siempre. Me apunto el patrón por si las moscas...
    Yo tengo el mismo propósito desde el año pasado, y si que lo voy consiguiendo con las telas, pero confieso que he comprado algún ovillo que otro, ups... Pero te apoyo completamente en tu misión y me solidarizo, jiji... ¡No mas compras compulsivas hasta que baje nuestro "ajuar lanero y telero"!
    Un besito muy grande guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te guste, Sonia. El año pasado hice varios jerseys con bolsillo, pero con bolsillo canguro. Aún tengo un par de patrones pendientes también con bolsillos, pero creo que ya se quedan para el próximo invierno.

      Con las telas voy bien en mi propósito pero con las lanas... He vuelto a pecar, es muuuuuy difícil resistirse con la cantidad de hilos bonitos que hay en las estanterías.

      Bicos

      Eliminar
  11. Me parece una gran idea la de usar el material que hay en casa!
    Además de ser un trabajo precioso y bien resuelto como siempre, esos inconvenientes que te surgen,la satisfacción de reducir las reservas da un plus al resultado!
    Ese rellenito, cada día está más preciosa y lo bien que le quedan tus creaciones es un lujazo de modelo!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ani, yo intento ir rebajando stock, pero hay tantas lanas bonitas en la tienda y ahora en pleno cambio de temporada ya he pecado, lo confieso. Mientras le vaya dando un poco de salida a las de casa no tengo tantos remordimientos.

      Mi modelo de cabecera particular cada día está más guapa, estoy de acuerdo, y no lo digo por ser su madre, es que es la verdad, jajajajaja. Mientras se deje le seguiré haciendo ropita para lucir.

      Bicos

      Eliminar