Una lata y una manta

17 de mayo de 2016

Con hilos, lanas y botones: manta ganchillo drops the Meadow
El mes pasado empecé a ver en las redes sociales de gente que sigo que hablaban de un CAL organizado por DROPS para hacer una manta de ganchillo. El ganchillo no es mi punto fuerte, de hecho nunca me gustó demasiado. Lo reconozco, prefiero la calceta. Cuando era jovencita mi abuela intentó enseñarme a ganchillar. A ella se le daba muy bien y hacía tapetes, puntillas para toallas, caminos de mesa, ... ese tipo de labores. No sé si fue porque el ganchillo en sí no me llamaba o porque no me gustaban ese tipo de labores, pero no pasé de hacer cadeneta. Me sentaba a su lado y mientras ella hacía alguna labor yo hacía mi cadeneta. Recuerdo tener algún que otro ovillo de cadeneta.

Con el paso del tiempo seguí sin mostrar demasiado interés por el ganchillo, salvo para hacer algún rematito a las chaquetas, hasta que mi niña empezó en el cole. Cuando ya estaba acabando el primer curso de infantil me dio por probar a hacer unos pollitos de ganchillo. "Pues no es tan complicado", pensé. Y allá me lancé a hacer pollitos a lo loco. Hice uno para cada niño de la clase, como regalo de fin de curso para que tuvieran un recuerdo de su paso por infantil. Después de los pollitos vinieron muchos otros muñecos y le cogí el gustillo al ganchillo, pero sólo para eso, para hacer muñecos. Hasta ahora. Debe ser que me estoy haciendo mayor y mis gustos están cambiando o que me gusta plantearme nuevos retos o que veo muchas cosas de ganchillo por ahí o qué se yo. El caso es que hace poco me decidí por fin y le tejí a la peque un jersey de ganchillo (a ver si llega el buen tiempo para estrenarlo y hacer reportaje fotográfico) y me gustó mucho el resultado. También probé a hacer una mantita para el Nenuco y alguna cosilla pequeña más.
Los grannys, por ejemplo, no me gustaban nada de nada. Pero poco a poco, a base de vérselos a Loli y de verlos por la red me fueron entrando por el ojo. Cuando vi la manta de alpaca y seda de Mamacosesola me enamoré. Creo que ese fue exactamente el punto de inflexión. Después empecé a ver por todas partes los avances del CAL "The Meadow" de DROPS y me dio una envidiaaaaa... Culo veo, culo quiero. Yo también quería mi mantita de ganchillo. Y allá me lancé, sin pensarlo demasiado me apunté y pedí las lanitas.
Por si no sabéis de qué va este CAL os hago un pequeño resumen. DROPS ha organizado un CAL (crochet along) para tejer una manta compuesta de "granny squares" con motivos florales. Es un CAL misterioso. Cada semana van desvelando una pista, es decir, cada semana publican la explicación para hacer una nueva flor. De cada flor hay que hacer 5 cuadros y el CAL está planificado para durar aproximadamente 18 semanas. Tenéis toda la información del programa, las fechas y las pistas publicadas AQUÍ. En cada pista la explicación va acompañada de un montón de fotos y el vídeo tutorial para que nadie se pierda y pueda hacerlas sin problema.
La manta va tejida con ovillos DROPS YOU 7. Es algodón 100% con una gama de colores impresionante y un precio excepcional. Desde DROPS nos hacen varias sugerencias para combinar colores. Todas las combinaciones propuestas son preciosas. Yo le pedí consejo a mi niña para escoger y nos decantamos por la opción rosa cambiando el beige por blanco.
Pensé que me iba a costar ponerme al día porque cuando empecé ya iban por la pista #4, pero la verdad es que se hacen muy bien y ya llevo mi manta al día. Aquí os dejo las fotos de mis avances.
Con hilos, lanas y botones: manta ganchillo drops the Meadow anémona
Con hilos, lanas y botones: manta ganchillo drops the Meadow botón de oro
Con hilos, lanas y botones: manta ganchillo drops the Meadow caléndula
Con hilos, lanas y botones: manta ganchillo drops the Meadow girasol
Con hilos, lanas y botones: manta ganchillo drops the Meadow margarita
Con hilos, lanas y botones: manta ganchillo drops the Meadow aciano
Con hilos, lanas y botones: manta ganchillo drops the Meadow rosa silvestre
¿A que son preciosas?
Seguro que a estas alturas os estaréis preguntando por la lata del título. ¿A qué sí? Unos días antes de decidirme a participar en este CAL mi marido volvió del super con una sorpresa para mí. Una lata chulísima llena de galletas. Entró en casa, empezó a sacar la compra de las bolsas y me dijo: tengo algo para ti y sacó la lata. Es una lata con pastas de té rellenas y luego la puedes usar para tus cosas. Había otros modelos, pero ésta era la más bonita. Si es que es un amor. Y ya veis, la lata me ha venido como anillo al dedo para ir guardando mi mantita, aunque estoy viendo que no me va a caber todo ahí, voy a tener que ir al super a ver si sigue habiendo pastas ricas de té....
Con hilos, lanas y botones: manta ganchillo drops the Meadow




¿Compartes?



Muchas gracias por dedicarme un ratito de tu valioso tiempo, me encanta que me visites y, ya sabes, si te apetece puedes dejarme un comentario y sabré que has pasado por aquí.

Espero que te haya gustado y vuelvas pronto.

No hay comentarios :

Publicar un comentario